Últimos temas
» Afiliaciones Normales
Sáb Mar 26, 2016 3:34 pm por Invitado

» Quejas
Lun Feb 29, 2016 12:02 am por Lily L. Potter

» Dulces, dulces...lo sé no podré dormir [Kiara Scamander]
Dom Feb 21, 2016 11:57 pm por Lily L. Potter

» Dame Helado...o espera mis bromas
Lun Feb 15, 2016 1:31 am por Kiara Scamander

» Normas del foro
Dom Feb 07, 2016 9:48 am por Obliviate

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 9/44

Ambientacion general

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ambientacion general

Mensaje por Obliviate el Jue Nov 19, 2015 3:21 pm


Ambientación

-Ah... Primer Ministro, -dijo Cornelius Fudge, avanzando hacia él con su mano extendida. -Es un placer verlo de nuevo.

El Primer Ministro no podía devolverle el cumplido honestamente, así que no dijo nada. No estaba ni remotamente contento de ver a Fudge, cuyas apariciones ocasionales, aparte de ser totalmente alarmantes en si mismas, generalmente significaban que estaba a punto de oír noticias muy malas.

Además, Fudge se veía claramente preocupado. Estaba más flaco, más calvo y grisáceo, y su cara tenía un aspecto demacrado. El Primer Ministro había visto esa clase de aspecto en políticos anteriormente, y nunca auguraba nada bueno.

-¿En que puedo ayudarlo? –dijo, estrechando muy brevemente la mano de Fudge y yendo hacia la más dura de las sillas delante del escritorio.

-Es difícil saber por dónde empezar, -dijo Fudge en voz baja,  corriendo la silla, sentándose, y poniendo su sombrero de hongo verde en sus rodillas -. Qué semana... qué semana...

-También tuvo una muy mala, ¿verdad? –preguntó el Primer Ministro con dificultad, esperando sugerir con eso que tuvo suficiente sin ninguna ayuda extra de Fudge.

-Si, por supuesto -dijo Fudge, frotándose sus ojos cansinamente y mirando irritado al Primer Ministro. –Tuve la misma semana que usted tuvo, Primer Ministro. El puente Brockdale... Los asesinatos de Bones y Vance... sin mencionar la conmoción en el oeste del país.

-Usted... ehh... su... Lo que quiero decir, su gente estuvo…. Estuvo involucrada en esas….en esas cosas…. ¿No es cierto?

Fudge miro muy severamente al Primer Ministro.

-Claro que estuvo involucrada- dijo- Seguramente se habrá dado cuenta de lo que está pasando.

-¿Cómo sabría lo que está ocurriendo en… ehhhh… la Comunidad Mágica?.-espetó el Primer Ministro en esta ocasión- Tengo una ciudad que dirigir y muchas preocupaciones sin que...

-Tenemos las mismas preocupaciones –interrumpió Fudge- El puente Brockdale no colapsó. Lo que pasó al oeste del país no fue un huracán realmente. Esos asesinatos no fueron cometidos por Muggles. Y la familia de Herbert Choey estará más segura sin él. Estamos haciendo arreglos para que lo trasfieran al Hospital San Mungo de Heridas y Lesiones Mágicas. El traslado será realizado está noche.

-¿Qué es lo que…? Me temo... ¿Qué? – protestó el Primer Ministro.

Fudge dio un suspiro hondo y largo y dijo:

-Primer Ministro, siento mucho tener que decirle que ha vuelto. El Innombrable ha vuelto.

-¿Ha vuelto? Cuando dice “ha vuelto”... ¿Está vivo? Quiero decir...

El Primer Ministro escrutó en su memoria los detalles de la conversación horrible que tuvieron tres años atrás, cuando Fudge le había contado acerca del mago más temible de todos, el mago que había cometido cientos de crímenes antes de su misteriosa desaparición quince años atrás.

-Sí, vivo –dijo Fudge – Eso es... no sé... ¿Un hombre está vivo si no puede quitársele la vida? No lo entiendo realmente y Dumbledore no me lo explicó bien, pero, de todas formas, ciertamente tiene un cuerpo, y está caminando, hablando y matando, por lo que supongo, para el propósito de nuestra discusión, que está vivo.

El Primer Ministro no sabía qué decir ante esto, pero el hábito persistente de aparentar estar bien informado en cualquier tema que surgiera lo hizo escudriñar detalles de en lo que podía acordarse de sus conversaciones anteriores.

- ¿Está Serious Black… eh…con el Innombrable?

-¿Black? ¿Black? -dijo Fudge distraídamente, haciendo girar rápidamente su sombrero de hongo en sus dedos - ¿Se refiere a Sirius Black? Por las barbas de Merlín, no. Black está muerto. Resultó ser que... eh... estábamos equivocados acerca de Black. Era inocente después de todo. Y tampoco estaba en contacto con el Innombrable. Quiero decir…-agregó defensivamente, haciendo girar más rápido el sombrero de hongo – toda la evidencia presentada… tuvimos más de cincuenta testigos… pero de todas formas, como dije, de hecho está muerto. En el edificio del Ministerio de la Magia. Va a realizarse una investigación…

Para su gran sorpresa el Primer Ministro sintió un poco de lástima por Fudge. Sin embargo, fue eclipsado casi inmediatamente por un rapto de arrogancia al pensar que, a pesar de que no servia para materializarse fuera de las chimeneas, por lo menos nunca había habido un asesinato en ningún edificio del gobierno bajo su cargo... no todavía, por lo menos.

Fudge continuó, mientras el Primer Ministro tocaba supersticiosamente la madera de su escritorio.

- Pero Black ya es historia. El punto es que estamos en guerra, Primer Ministro, y hay que tomar medidas.

-¿En guerra?–repitió nerviosamente el Primer Ministro- Seguramente eso es un poco exagerado.  
-El Innombrable se ha unido con los seguidores que se escaparon en enero de Azkaban –dijo Fudge, hablando más y más rápido y girando su sombrero de hongo tan rápido que era un destello verde lima- Han estado creando problemas desde que se escaparon. El puente Brockdale… él lo hizo, Primer Ministro, amenazó con hacer una matanza masiva de Muggles a menos que yo me pusiera de su lado y....

-¡Cielo Santo! Entonces es su culpa que murieran esas personas y yo voy a tener que responder preguntas acerca de soportes y uniones oxidadas y qué sé yo qué más! –dijo el Primer Ministro furiosamente.

-¡¿Mi culpa?! –Dijo Fudge  poniéndose colorado- ¿Me está diciendo que debería de haber aceptado semejante chantaje?

-Quizás no –dijo el Primer Ministro parándose y cruzando la habitación- ¡Pero hubiera puesto todos mis esfuerzos en atrapar al chantajista antes de que cometiera semejante atrocidad!

-¿Realmente piensa que no estaba haciendo ningún esfuerzo?-le espetó Fudge acaloradamente- Cada Auror del Ministerio estaba... y está... tratando de encontrarlo y atrapar a sus seguidores, ¡pero estamos hablando del mago más poderoso de los últimos tiempos, un mago que ha logrado escaparse de ser capturado por casi tres décadas!

-Entonces supongo que me va a decir también que fue él quien causó el huracán en el oeste del país ¿Verdad?-dijo el Primer Ministro, con su ira incrementándose rápidamente. Era irritante descubrir la causa de todos esos desastres terribles y no poder decirle a la gente, casi peor de que después de todo hubiera sido culpa del gobierno.  

-Eso no fue un huracán –dijo Fudge miserablemente.

-¡Discúlpeme! –explotó el Primer Ministro, ahora definitivamente encolerizado caminando enérgicamente de un lado a otro- Árboles arrancados de  raíz, techos arrancados, postes de luz doblados, heridas horribles...

-Fueron los Mortífagos –dijo Fudge - Los seguidores del Innombrable.  Y... y sospechamos que han incluido algún gigante.

El Primer Ministro paró de caminar de repente como si hubiera una pared invisible.

-¿Qué han incluido?

Fudge frunció el ceño.

-Usó gigantes la última vez, cuando quiso apostar por un efecto mayor –dijo- La Oficina de Desinformación ha estado trabajando en el reloj, tenemos fuera grupos de Obliviators tratando de modificar la memoria de todos los muggles que vieron lo que pasó realmente, tenemos la mayoría de los del Departamento de Cuidado y Control de las Criaturas Mágicas corriendo por Somerset, pero no podemos encontrar al gigante. Ha sido un desastre.

-¡No me diga! –dijo furiosamente el Primer Ministro.

-No le voy a negar que la moral está bastante baja en el Ministerio –dijo Fudge- Con todo eso, y luego perdimos a Amelia Bones.

-¿Perdimos a quién?

-Amelia Bones. Jefa del Departamento de Seguridad Mágica. Creemos que el Innombrable la puede haber asesinado en persona, porque era una bruja muy buena y... toda la evidencia indica que opuso una verdadera resistencia.

Fudge se aclaró la garganta y al parecer, con esfuerzo, dejo de girar su sombrero de hongo.

-Pero ese asesinato estaba en los periódicos –dijo el Primer Ministro, momentáneamente apartado de su ira- Nuestros periódicos. Amelia Bones... solo decía que era una mujer de mediana edad que vivía sola. Fue una… una muerte horrible ¿verdad? Tuvo mucha publicidad. Como verá, la policía está perpleja.  

Fudge suspiró.

-Claro que lo están –dijo- Asesinada en un cuarto que estaba cerrado desde adentro, ¿No es cierto? Por otro lado, nosotros sabemos exactamente quién lo hizo, aunque eso no nos acerca en nada para atraparlo. Y también estaba Emmeline Vance, probablemente no oyó acerca de ese…

- ¡Oh, si escuche! –Dijo el Primer Ministro- De hecho, sucedió aquí a la vuelta. Los periódicos tuvieron un portentoso día con eso “Quiebre del orden y la ley en el patio de atrás del Primer Ministro...”

-Y como si fuera poco –dijo Fudge, apenas escuchando al Primer Ministro- tenemos Dementores por todo el lugar, atacando gente a la derecha, a la izquierda y centro...

Érase una vez un tiempo feliz en el que esta frase hubiera sido inteligible para el Primer Ministro, pero ahora era más sabio.

-Pensé que los Dementores cuidaban a los prisioneros de Azkaban –dijo cautelosamente.

-Lo hacían –dijo Fudge débilmente- Pero ya no. Abandonaron la prisión y se unieron al Innombrable. No pretenderé que eso no fue explosivo.

-Pero –dijo el Primer Ministro con un sentimiento creciente de horror- ¿No me había dicho que eran las criaturas que sorbían la esperanza y la alegría de las personas?

-Eso es correcto. Y están aspirando. Eso es lo que causa toda esta niebla.

El Primer Ministro se hundió en la silla más cercana, con las rodillas flojas. La idea de criaturas invisibles aspirando por las ciudades y el campo, esparciendo en sus votantes desolación y desesperación, lo hicieron sentir muy débil.  

-¿No ve, Fudge? ¡Tiene que hacer algo! ¡Es su responsabilidad como Ministro de Magia!

-Mi querido Primer Ministro, ¿Realmente piensa que todavía sigo siendo Ministro de Magia después de esto?  ¡Fui despedido hace tres días! Toda la comunidad Mágica ha estado reclamando por mi renuncia durante una quincena. ¡Nunca los vi tan unidos en todo mi mandato! –dijo Fudge con un breve atisbo de sonrisa.


Extracto de Harry Potter y el misterio del príncipe

© HARDROCK

avatar
Mensajes : 188

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Primera generación

Mensaje por Obliviate el Jue Nov 19, 2015 3:25 pm


Ambientación año 1977

>Hogwarts es un lugar seguro, el-que-no-debe-ser-nombrado no se atreve a enfrentar al director Dumbledore. Dentro del colegio los alumnos están seguros y confiados, siguen sus vidas normales y las noticias sobre desapariciones del profeta aun no llegan a afectarles, al menos no del todo.

Un grupo de estudiantes que se hacen llamar “Los Merodeadores” están tras una nueva travesura eso ya es algo normal para sus compañeros de casa, siempre llenos de secretos y actuando misteriosamente. Pero hoy están preparando una especial pues Filch les ha confiscado una de sus posesiones más preciadas.

Lo que no saben es que su gran plan fallara y los enviara al futuro y de paso arrastraran a algunos compañeros de curso que estaban en el momento y lugar equivocado.
© HARDROCK

avatar
Mensajes : 188

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Segunda generación

Mensaje por Obliviate el Jue Nov 19, 2015 3:33 pm


Ambientación año 1996

Con dieciséis años cumplidos, Harry inicia el sexto curso en Hogwarts en medio de terribles acontecimientos que asolan Inglaterra. Elegido capitán del equipo de Quidditch, los entrenamientos, los exámenes y las chicas ocupan todo su tiempo, pero la tranquilidad dura poco. A pesar de los férreos controles de seguridad que protegen la escuela, dos alumnos son brutalmente atacados. Dumbledore sabe que se acerca el momento, anunciado por la Profecía, en que Harry y Voldemort se enfrentarán a muerte: «El único con poder para vencer al Señor Tenebroso se acerca... Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida.». El anciano director solicitará la ayuda de Harry y juntos emprenderán peligrosos viajes para intentar debilitar al enemigo, para lo cual el joven mago contará con la ayuda de un viejo libro de pociones perteneciente a un misterioso príncipe, alguien que se hace llamar Príncipe Mestizo.

Pero eso no es todo, misteriosas personas aparecen en distintos lugares producto de un hechizo modificado, algunos vienen del año 1976 donde la primera guerra está en su apogeo, y otros son descendientes de los que participaron en la segunda guerra y vienen del 2021. Dumbledore no quiere que cambie la historia tal como la conocemos ni mucho menos el futuro.

Increíbles aventuras les esperan a estas tres generaciones reunidas, donde todo puede suceder.
© HARDROCK

avatar
Mensajes : 188

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tercera generación

Mensaje por Obliviate el Jue Nov 19, 2015 3:36 pm


Ambientación año 2023

-nuestro último año- murmuro J.S. Potter

-debemos hacer algo grande, ya sabes para ser recordados por las futuras generaciones- le comento una voz entrando al compartimiento del tren

-me acabas de leer el pensamiento Canuta- dijo el azabache sonriendo ante la idea

-grandes mentes piensan igual mi querido cornamenta- respondió la rubia alegremente

-querrán decir mentes perturbadas piensan igual- comento un chico entrando tras la rubia

-no seas aguafiestas Lunático- se quejó Lyra Malfoy

El chico que se hacía llamar Lunático no pudo contestar pues la puerta se abrió y entraron tres jóvenes conocidos como “El trio de plata”.

-¿Qué quieren?- exclamaron cornamenta y canuta

-visitar a mi hermano/hermana- dijeron Albus Potter y Scorpius Malfoy

-Practicaba un nuevo hechizo que invente en el verano y algo salió mal- respondió ligeramente avergonzada Rose Weasley –estamos huyendo de la señora del carrito

-Eso suena más creíble- comento Lunático.

Luego de muchas discusiones entre los hermanos y anécdotas del verano llegaron a Hogwarts, donde gracias a Albus y J.S. Potter hubo una explosión.

Bienvenidos al pasado tercera generación.
© HARDROCK

avatar
Mensajes : 188

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Diclaimer

Mensaje por Obliviate el Jue Nov 19, 2015 3:42 pm



Diclaimer

Foro basado en la saga "Harry Potter" de J.K Rowling
  • La ambientación esta sujeta a cambios constantemente
  • Recomendamos re-leerla cada cierto tiempo


  • avatar
    Mensajes : 188

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Ambientacion general

    Mensaje por Contenido patrocinado

    Contenido patrocinado

    Volver arriba Ir abajo

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

    - Temas similares

    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.