Últimos temas
» Afiliaciones Normales
Sáb Mar 26, 2016 3:34 pm por Invitado

» Quejas
Lun Feb 29, 2016 12:02 am por Lily L. Potter

» Dulces, dulces...lo sé no podré dormir [Kiara Scamander]
Dom Feb 21, 2016 11:57 pm por Lily L. Potter

» Dame Helado...o espera mis bromas
Lun Feb 15, 2016 1:31 am por Kiara Scamander

» Normas del foro
Dom Feb 07, 2016 9:48 am por Obliviate

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 9/44

Lindo día para llover || Dic, 1977 || James F. Potter.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lindo día para llover || Dic, 1977 || James F. Potter.

Mensaje por Lilian M. Evans el Dom Ene 03, 2016 9:49 pm

Diciembre 1977

Se bajó con cuidado del carruaje tratando de no caerse en el intento, por fin el sábado había llegado y los de sexto y séptimo tenían permiso de bajar al pueblo mágico si así lo deseaban, teniendo las mismas reglas y permisos respecto a horarios y conductas que cuando eran salidas oficiales del colegio, la pelirroja cargaba en su espalda un pequeño morral el cual siempre llevaba a sus idas a Hogsmeade repleto de dulces y chocolates, tanto para ella como para sus amigos, varios no pudieron acompañarlas a abastecerse tanto de las golosinas como de otras cosas por los deberes acumulados que tenían, al llegar a la entrada del castillo se despidió de Alice quien la había acompañado ese día, la chica llegaría más tarde a la torre pues debía enviar una carta a sus padres, hubieran durado un poco más en el pueblo, tenían la intención de beberse una cerveza de mantequilla en las tres escobas, pero el clima había decidió no ponerse de su lado, y habían decidido volver antes de que el agua las atrapara.

Suspiro rodando los ojos con resignación, a ella no le importaba para nada mojarse, le encantaba la lluvia, pero estando tan lejos del colegio, sería horrible volver luego sin visibilidad, y todas sus compras se dañarían, llego a la Torre donde se encontró con a una de sus amigas junto a Peter y Remus haciendo los dichosos deberes, alzo una ceja hacia el ojidorado, quien revisaba un pergamino con insistencia y miraba hacia las escaleras de los chicos de vez en cuando, al igual que Peter, esto le extraño pero tomo nota mental de preguntarle luego a Remus. Subió a su habitación dejando allí las cosas, compartiría los dulces con sus respectivos futuros dueños cuando todos estuvieran desocupados.

Se quedó unos segundos parada en medio de su habitación sin saber que hacer ahora, sin ganas absolutas de ayudar al trio de abajo con los deberes, miro por la ventana viendo que aún no reventaba la tormenta así que con paso calmo salió de su habitación y luego de la torre, le encantaba como se veía el lago negro con la lluvia cayendo sobre él. En el camino un trueno la sorprendió y apuro el paso, al llegar al lugar casi en tiempo record, logrando alcanzar un gran roble ni muy cerca ni muy lejos del lago, el cual podía protegerla de comenzar inmediatamente la lluvia pues sabía que por los momentos no había manera de volver al colegio sin mojarse, por lo que simplemente disfrutaría la lluvia desde allí.
avatar
Mensajes : 17

Primera generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lindo día para llover || Dic, 1977 || James F. Potter.

Mensaje por James F. Potter el Dom Ene 03, 2016 10:33 pm

Diciembre 1977

¿Para qué querría hacer una excursión hasta Hogsmeade en un día tan horrible como aquel, cuando podía ir siempre que quisiera mediante uno de los pasadizos que había descubierto junto a los Merodeadores? Definitivamente, no albergaba sentido alguno. O no lo albergaría, de no saber que Lily Evans estaría allí. Ese era motivo más que suficiente para que el ojiazul se montara en uno de los carruajes, dejando a Lunático y Colagusano terminando el proyecto en grupo que tenían que entregar. Sirius y él habían prometido que les compensarían con el mejor espectáculo de fuegos artificiales que hubieran visto nunca en el aula de pociones. Exactamente, tenían todo preparado para hacer que saliesen petardos de hasta debajo del caldero de Slughorn. Aunque lo prepararían a conciencia un día que no estuvieran jugando con pociones demasiado... peligrosas, tampoco eran idiotas.

Aún no sabía como conseguía que su mejor amigo le acompañara a todas partes sin pedir nada a cambio. Claro que luego pensaba que le estaba dando un techo y le hacía replantearse si Sirius no se sentiría en deuda. No tenía nada que devolverle, pues eran como hermanos, pero estaba bien tener compañía en las excursiones de espionaje. Quería asegurarse de que el estúpido de Thompson no se acercara más de la cuenta. Estaban en plano paseo comercial cuando llegó hasta él la lechuza que siempre habían usado sus padres, desde que era un crío, y le sorprendió que llegara a esas horas, pues no era nada usual. Debía haber pasado algo importante. Cogió la carta sosteniendo el ave sobre su hombro y la leyó, quedando totalmente helado.

Necesitaba volver al castillo, y necesitaba hacerlo pronto. Estaba hasta mareado por la noticia. Al llegar subió junto a Sirius a la habitación de los chicos. Sabía que había despertado el interés de sus amigos, pues no era algo usual en él ese estado de ánimo y su cara pálida lo decía todo, pero aún así no le insistieron en hablar. Se tomó su tiempo en tratar de digerirlo y en escribir con la ayuda de Canuto una respuesta para sus padres, y luego decidió que ir a tomar el aire sería lo mejor. Salió de la torre de Gryffindor, de nuevo sin tener que dar respuestas, y bajó a caminar junto al algo, sin percatarse de la lluvia, o de que había alguien más a escasos metros. Su mirada estaba clavada en el suelo y hasta que no vio otros pies no alzó la vista. -¡Lily! -la sorpresa se notaba en su tono ahogado y melancólico de voz, y lo único que pudo hacer fue perderse en los claros ojos contrarios.
avatar
Mensajes : 79

Primera generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.