Últimos temas
» Afiliaciones Normales
Sáb Mar 26, 2016 3:34 pm por Invitado

» Quejas
Lun Feb 29, 2016 12:02 am por Lily L. Potter

» Dulces, dulces...lo sé no podré dormir [Kiara Scamander]
Dom Feb 21, 2016 11:57 pm por Lily L. Potter

» Dame Helado...o espera mis bromas
Lun Feb 15, 2016 1:31 am por Kiara Scamander

» Normas del foro
Dom Feb 07, 2016 9:48 am por Obliviate

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 9/44

El día del juicio. {Albus Potter}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Harry J. Potter el Mar Ene 12, 2016 7:20 pm

Mientras recorría los pasillos casi desiertos del castillo, aún podía escuchar dentro de su cabeza la risa del retrato de Dumbledore al verle aparecer en el despacho de la directora. ¿Qué tenía de gracioso que sus hijos hubiesen montado semejante espectáculo en el gran comedor? Honestamente, lo tenía. Lo que no era gracioso era tener que mentirle a su esposa por el bien de su integridad física; ya podía imaginar a Ginny gritándole que todo era culpa suya por consentirlos tanto. Tampoco sería una mentira. Así que, después de haber hablado con James Sirius en las tres escobas, optó por intentar sacarle algo a su otro hijo.

De James lo esperaba pero, ¿De Albus? Una parte de él quería creer que era lo suficiente maduro para no seguirle el juego a su hermano, pero también recordaba que era solamente un niño, y le era imposible enojarse del todo con ambos.

No fue necesario invertir mucho tiempo en convencer a la directora McGonagall; Has lo que sea necesario para mantener a tus chicos tranquilos, Harry. Al menos hazlo por mis nervios’’. Y así terminó vagando por los pasillos, sin estar muy seguro de dónde se encontraría el menor de los varones Potter, pero contaba con encontrarlo, o quizás su hijo terminaría por encontrarlo a él. Los comentarios y dedos señalándolo no eran nada discretos, pero no se dejó amedrentar.

Tras su reloj marcar 10 minutos de inútil búsqueda, tomó medidas drásticas al enviar un patronus corpóreo en busca del Slytherin, citándolo en la torre de astronomía en 10 minutos; suficiente para llegar hasta ahí desde cualquier rincón del castillo donde se encontrara. Mientras tanto, subió por las escaleras, saludando de lejos a algunos cuadros que le llamaban, e incluso escondiéndose de la figura de Sir Nickolas, quien probablemente lo mantendría durante un par de horas hablando de cuanta cosa se le ocurriera.
avatar
Mensajes : 53

Segunda generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Albus S. Potter el Mar Ene 12, 2016 9:16 pm

Gritos, los incesantes gritos de los profesores que nos encontraron en el acto fue la mayor parte de mi día hasta que todo se volvió un silencio de mala muerte; la directora no estaba para nada contenta con nuestro comportamiento, la decepción se notaba en su tono de voz cuando vió que las cuatro casas se batieron en un duelo que pudo terminar de una manera desagradable para algunas personas, nos citaron a todos por separados, no tenía idea alguna de lo que le dijieron a James o a Luna, pero mi hermano fue citado por mi padre a las afueras del castillo, no dudé en tener que moverme hacia mis asignaturas pertinentes para sacar los pensamientos de lo que diría mi padre, quería alejarlos lo máximo posible. El simple hecho de haberle seguido el juego a James me dejaba en claro que no era para nada diferente a él, no le seguí el juego por diversión; lo hice por enojo, venganza, quería cobrarme cada una de las cosas y bromas que él me había jugado... Y ese sentimiento no era para nada bueno.

Mis pasos aumentaron rápidamente para adentrarme en los pasillos que darían a mi sala común, los demás estudiantes me miraban hasta el punto que volteaban para comenzar a susurrar entre ellos y soltar unas cuantas risas burlonas, no me gustaba la sensación de tener siempre ojos en la espalda, pendientes de cada uno de mis movimientos; lo único que pensaba era que dirían mis padres de mi bajo comportamiento, probablemente Teddy y Papá se sentirían decepcionados de mí; Mamá estaría sumamente furiosa y buscando una manera severa de castigarme por mis acciones, que claro, terminarían mencionando como papá dejó pasar algunas cosas hasta el punto que todos me consideraban el pequeño hijo mimado. Esa misma mañana envié a mi lechuza con un pequeño trozo de pergamino en dirección a nuestro hogar, dicha carta hablaba con lujos y detalles a mi madre acerca de todo lo que había pasado dentro del Gran Comedor, como le había devuelto los hechizos a James, como dejé que mi rabia actuase en vez de mi inteligencia y a la vez le pedía que no fuese tan dura con James y Luna, después de todo... Si yo no les hubiese seguido el juego y en ese momento tomase el orden del Gran Comedor, ya guerra no se hubiese extendido hasta el grado a donde llegó.

Pronto comprendí porque todos en el castillo murmuraban, cuando un ciervo de color semiplateado comenzó a rodear mi cuerpo y me daba un mensaje para encontrarme con mi padre en la Torre de Astronomía; sentí un vacío tremendo en el estómago y después uno en el pecho, después de todo estaba esperando que algo así sucediese, estaba seguro que la directora le había llamado para que se encargara de que sus hijos no tumbasen el castillo en llamas; largé un suspiro de decepción e introduje mi mano derecha en mi bolso con los materiales escolares, dirigiendome hacia la torre. El trayecto se me hizo demasiado corto para ser verdad, no estaba pensando en nada en particular, solo me sentía decepcionado de mi mismo, de tener esos sentimientos tan... Ajenos a mí, creciendo hasta el punto de apoderarse de mis pensamientos, de tratar de dañar a mi propio hermano y allí le ví, parado y apoyado en uno de los muros mirando hacia la entrada.

— Sal un momento, Black —. Me referí en pársel a la serpiente para que saliese de mi túnica y se enrrollase en mi brazo derecho, continué mis pasos hasta llegar frente a mi padre y le miré al rostro sin señal de duda alguna, por primera vez en mi vida me sentía completamente sincero, era similar al efecto del Veritaserum solo que yo no le había tomado en ningún momento. — Antes de que digas algo, déjame explicarte... Sí, James comenzó todo el asunto de la Guerra de Comida . — Por un momento hubiese parecido que iba a echarle toda la culpa a James y a sus malos momentos para hacer las bromas, que iba a dejar a mi hermano caer directo hacia el foso de los Leones, pero la verdad era completamente diferente . — Pero yo le seguí el juego, le convertí la cabeza en una calabaza, comencé a atacarle y no me importó si Rose estaba a su costado; si yo hubiese utilizado la inteligencia y parado toda esta estúpidez, nada de esto hubiese pasado y tranquilo, ya le conté a mamá todo lo que pasó vía lechuza .— El deje de mi voz se notaba decaída y no de la forma que Luna utilizaba para manipular a papá cuando quería algo, no, esto se sentía como cuando estabas tan profundamente decepcionado de donde habías terminado cayendo, es decir... Había atacado a mi propio hermano por venganza.

Le dí “esa mirada” a Black y él comprendió perfectamente lo que iba a pasar, así que la pequeña serpiente se movió desde mi brazo hasta el punto que quedó a un costado de mi papá, bajé el rostro por un momento y tragué saliva, ahora estaba pensando en todas las cosas que se dirían fuera del castillo, porque era algo muy diferente que dijiesen; “James, Albus y Lily formaron una pelea en el Gran Comedor de Hogwarts” cosa que no hacía, en cambio decían... “Los hijos de Harry Potter, el salvador del mundo mágico, iniciaron una violenta guerra de comida dentro de la prestigiosa institución de magia Hogwarts” y esa era la completa verdad, no solo estabamos dañando a nuestra familia. Saqué la mano de mi bolso y le coloqué la capa de invisibilidad en el hombro derecho a mi papá, viendo como esta parte desaparecÍa.

— Nada de capa, de ingredientes para pociones nuevas, ninguna salida a Hogsmeade, nada de Black o de experimentos nuevos. — Sí, me estaba castigando a mi mismo y no sabía porqué; no iba a llorar y tampoco me iba a permitir hacerlo ¿El porqué? ¡Porque no tenía nada porqué llorar! Era algo que yo mismo me había buscado al momento de devolver el primer hechizo, tampoco me importaba dejar de ir a Hogsmeade, solo iba cuando Scorpius me obligadaba, de resto... Me la pasaba encerrado leyendo sobre pociones. Papá siempre decía en broma que hubiese deseado tener unos hijos más tranquilos... Era verdad, porque incluso hasta las más inocentes bromas tenían su parte de verdad y ahora que lo analizaba bien, eramos un desatre como hijos .— Solo... Lamento haber sido un nuevo dolor de cabeza... —. Susurré dejando salir una sonrisa meláncolica de mi rostro y esperando a ver si agregaba alguna que otra cosa a mi castigo.

OFF: Perdón por la falta de color, respondo desde el móvil.


Mis Retos:
Te reto a decir la verdad por al menos un día entero! si el varitaserum esta rondando por los aires!
avatar
Mensajes : 65

Tercera generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Harry J. Potter el Miér Ene 13, 2016 3:37 pm

El tramo restante a la torre de astronomía resultó solitario y melancólico. Las paredes de piedra y los cuadros antiguos le dejaban cierto toque de añoranza que era imposible de evitar. Quizás era porque no había podido despedirse del castillo como se debía –jamás pensó que el sexto año sería el último-, o tal vez era que representaba cada momento vivido de su juventud. Sentía una pequeña e involuntaria punzada de envidia hacia las nuevas generaciones; viviendo tranquilas y sin preocupaciones mayores a qué harían después de la graduación. Aun así, estaba seguro que, de tener la oportunidad, no haría cambio alguno en su propia historia.

Recordaba como ese castillo había sido su primer hogar, o al menos el primero que podía recordar, y la forma en que se sentía protegido dentro de él a pesar de todas las situaciones en las que se había visto envuelto. Y ahora, con un hogar donde una adorable esposa y tres niños le esperaban, notaba lo mucho que había cambiado su vida con el paso de los años. Y, si bien había algún par de cosas que le gustaría que no hubiesen ocurrido –Sirius, Remus y Fred pasaron por su mente-, sabía que había logrado salir adelante.

Al llegar a la cima de la torre, un escalofrío –que nada tenía que ver con el frío que ahí se sentía- lo recorrió, poniéndole los pelos de punta, literalmente. La imagen de un anciano de barba blanca cayendo llegó como un flashazo a su mente, reviviendo todo en cámara lenta. Se quedó perdido por un instante, mirando hacia el pasado y absorto en sus pensamientos hasta escuchar la voz de Albus. Irónico, pensó.

Se giró para encontrarse con Albus en una pose de total relajación, algo que le tomó por sorpresa. Black estaba junto a él y, de alguna forma, le hacía pensar que ayudaba a su hijo a expresarse mejor. Simplemente calló, escuchando lo que tenía para decirle, confundiendo aún más al auror. ¿Cabeza de calabaza? ¿Qué había pasado en ese comedor? Sentía la curiosidad creciendo dentro de él, rozando límites insospechados; sus hijos podían armar la tercera guerra mágica sin más armas que pasteles y calabazas. No sabía si sentirse orgulloso o mandarlos al psiquiatra.

Le comenzó a faltar el aire; sentía que la presión se le había bajado -¿O subido?- y casi podía sentir que la vista le fallaba. Estaba muerto. Enterrado. Ginny bailaría sobre su tumba. Ni siquiera prestó mucha atención cuando su hijo le regresaba la capa con tal entereza que era digno de admirar.

Una vez que logró moverse, miró a su hijo con cierto recelo. - ¿Enviaste la lechuza? – y se acercó a él con gesto de protección, ignorando a la serpiente deliberadamente. Tocó la frente del chico, pero la temperatura corporal no parecía alertada, e incluso las pupilas no se veían dilatadas. - ¿Estás bien? – Estaba actuando de forma madura y responsable, pero llegando al extremo. Lo abrazó hacia él y dejó escapar un suspiro; ya después se arreglaría con Ginny. – Albus, no eres un dolor de cabeza. – No le gustaba que su hijo pensara algo así, pero por más que intentaba cambiarlo no daban muchos resultados positivos. – Eres un adolescente y, como tal, es normal que hagas travesuras. Pero esta vez fueron un poco más lejos de lo común. – Era quedarse corto con lo que había pasado en realidad, pero no pensaba agregarle más peso a la situación. Tomó la capa y se la entregó nuevamente a su pequeño dueño. – Si James Sirius tiene el mapa, tú debes tener la capa. - Era lo mismo de siempre y, si no fuera porque sabía que sus hijos tenían buenos sentimientos, se sentiría mal de no castigarlos al haber actuado de mala manera.
avatar
Mensajes : 53

Segunda generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Albus S. Potter el Miér Ene 13, 2016 6:32 pm

Estaba frente a papá sin decir nada más, ya no habían palabras en mi boca que soltar para tratar de explicarle todo lo que pasó mientras que armamos ese revuelto en el gran comedor, esperaba que me riñese por el hecho de haber destruido propiedad del castillo, que repitiera toda y cada una de las palabras que la directora le dijo como si fuese una recordadora; estaba seguro que eran muchas, después de todo las bromas de James nunca pasaban desapercibidas por los profesores o el personal. Bajé un poco el rostro al recordar como la directora nos decía toda y cada una de las cosas que papá tuvo que pasar en el castillo, más como un recordatorio para que no cometiéramos travesuras, que como para enseñarnos algo más de ellas.

Mamá… Sentí un escalofrío recorriendo mi espina dorsal al recordar que la carta probablemente ya estaba en casa, que el pobre mensajero ya estaba calvo – o en su defecto muerto – la verdad es que la forma de enojo de mamá era algo fuera de este mundo, muchas veces pensé que podía tener alguna especie de ancestros Veela o de algún otro animal fantástico; ya que a muchos se le conocían por su forma de ser en cuanto a los enojos y mamá encajaba en unos cuantos, bueno… probablemente la familia Potter recibiría un regaño, unos cuantos cruccio y un merecido castigo, incluido papá.

— Sí, la envié esta mañana… — Me rasqué la nuca al decirlo, no estaba pensando en las consecuencias que acarraría tener que decirle la verdad a mamá sobre todo lo que pasó o sobre informarle de la guerra de comida, el hecho es que papá siempre le ocultaba las cosas “que no necesitaba saber aún” hasta el punto que pasaba el tiempo y todo se calmaba, donde podía mantenerla algo tranquila y no hacer del enojo una potencia capaz de estallar la tercera guerra. Sentí la palma de mi padre rozando mi frente y por un momento me sentí estúpido, no era James, existían veces que era mejor decir la verdad, otras que eran mejor tratar de suavizar a papá, todo se trataba de la situación — Estoy bien ¡Solo que no quiero… ser un crío inmaduro toda la vida!

No me importó el hecho de que me dijese que la capa era mía, la verdad es que de cierta forma me lo esperaba de él, escuché todas las cosas que papá decía mirándole a los ojos, asintiendo levemente con la cabeza y a veces dejando escapar una pequeña mueca ladina en mi rostro. Di varios pasos hacia un costado del muro al ver que terminaba de hablar, me apoyaba frente al vacío que siempre me daba una sensación de comodidad, esa vista siempre me llevaba a pensar que se sentiría caer desde esa altura; no se atrevió a preguntarle a su padre, no iba a preocuparlo haciéndole creer que ahora su hijo sentía tendencias suicidas, lo cual no era verdad.

— No quiero ser un dolor constante de cabeza para ustedes dos — Admití — Con James ya tienen mucho.


Mis Retos:
Te reto a decir la verdad por al menos un día entero! si el varitaserum esta rondando por los aires!
avatar
Mensajes : 65

Tercera generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Harry J. Potter el Miér Ene 13, 2016 7:58 pm

¿Qué probabilidad había de que su esposa no encontrara la carta? Probablemente –si el destino le sonreía- pasaría gran parte del día en la madriguera y él llegaría a tiempo para quemar la carta. O tal vez, la lechuza de Albus se había perdido. Genial, ahora deliraba y esperaba la muerte prematura de un animal. Pero, en su defensa, no quería pasar tres semanas sin sexo y durmiendo en la habitación de alguno de sus hijos o, peor, en el sillón. Después se preocuparía por las tendencias homicidas de Ginny.

Caminó al lado del chico de ojos verdes, sentándose contra el muro de piedra y mirando hacia el horizonte sin importarle ensuciarse un poco la ropa. Nuevamente, Albus se perdía en su necesidad por madurar más rápido de lo que debería. – Siéntate conmigo. – No fue una orden, sino una simple petición con gesto cansado, el trabajo en el ministerio se acumulaba, y su puesto le obligaba a releer cada papeleo de las misiones que se generaban día con día. – Entiendo que quieres crecer, quieres ser un hombre maduro, pero debes de entender que tu infancia nunca va a poder volver. – Para él era elemental que lo comprendiera. Harry jamás tuvo una infancia normal, y mucho menos una adolescencia, así que esperaba que sus hijos la tuvieran.

-James no es un dolor de cabeza. – aclaró rodeando los hombros del joven Potter. – Quiero que sepas que comprendo que seas más maduro de lo que James es. Pero también me gustaría que te relajaras un poco; tu juventud no va a volver. Y quizás ahora pienses que lo que digo no tiene sentido alguno, pero es verdad; algún día vas a extrañar las preocupaciones que tienes ahora, vas a querer tener tus tardes libres y amigos que estén para ti sin importar el qué. Vas a extrañar hacer una travesura y saber que no recibirás un castigo. Y lo más importante de todo; vas a extrañar la tranquilidad. – Porque, si Albus creía que su vida era un caos, cuando trabajara descubriría que todo era peor.

Harry evitaba hablar de sus aventuras pasadas tanto como pudiera, porque no sentía especial emoción en recordar cómo estaba al borde de la muerte cada cinco minutos. Pero también lo hacía porque no quería que sus hijos vivieran a su sombra, aun cuando muchos se empeñaban en hacerles ver lo contrario. Él sólo deseaba que sus hijos fueran felices, no importaba cómo ni con quién, pero que lo fueran.
avatar
Mensajes : 53

Segunda generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Albus S. Potter el Vie Ene 15, 2016 11:52 am

Siempre venía acá a pensar, era uno de los pocos lugares que consideraba “míos” de alguna forma, existían muy pocas personas que viniesen acá solo por ocio, pero para mí era completamente diferente; ver el movimiento del agua me daba una extraña sensación de tranquilidad, la quietud que todo tenía, nada cambiaba allí y todo seguía exactamente igual con el paso de los años, quizás era por eso que me gustaba esta allí, porque quería creer que aún existían cosas en el mundo que eran incapaz de cambiar.  Miré hacia mi costado y vi como papá se sentaba la borde, por un momento me imaginé la escena de cómo el trío dorado bromeaba; a tía Herms posiblemente golpeando al tío Ron por una tontería y papá riéndose mientras lo hacían.

— Está bien… — Fue lo único que salió de mis labios al escuchar su petición, me deslicé por el muro de piedra hasta quedé a su costado, pasé mis manos por mis hebras azabaches y después miré hacia el horizonte; después de todo ya estaba igualmente despeinado y no existía aparato terrenal que domase la herencia Potter — Lo sé, papá… Son cosas que nunca puedes volver a recuperar y que muchos otros desearían haber tenido. Lamento haber enviado la carta… Bueno, no lo lamento en todo sentido de la palabra… — Traté de explicarme en vano, esas eran una de las cosas imposibles de explicar, quería ser sincero con mamá, pero acarrearía problemas con papá, todo un lío.

Miré su rostro y pude notar unas pequeñas ojeras debajo de sus orbes, me pregunté cuanto trabajo tendría o cuan ajetreado tendría que estar el departamento de aurores como para que papá se esforzase de esa manera; Merlín, tampoco le iba a decir nada sobre su estado, porque comenzaría con él: “Albus Severus Potter, no estoy envejeciendo, son los gafes del oficio, sabes que debo mantenerlos a ustedes y al mundo mágico a salvo” y seguiría hablando y hablando, ya me conocía la rutina; básicamente me terminaba durmiendo a la mitad del discurso, a papá en ese tema nadie le iba a ganar.

— Sigue diciéndote eso hasta que te lo creas, papá — Bromeé, escuchando lo que decía después de la frase, sentí un nudo en la garganta y me dí cuenta de lo egoísta que estaba siendo, me mordí fuerte el labio inferior y utilicé el cuerpo de papá de apoyo para darle un abrazo — Perdón… Sé que lo que dices es verdad, pero… Rose y Scorpius ya no se hablan, ni soportan estar cerca el uno del otro. Rose tiene a las chicas y a Krum…. Scorpius tiene a su grupo de seguidores, a Zabini, a las tontas insufribles y James tiene a los Merodearoes… — No quise continuar, realmente no quería decirle a papá algo como “Y yo, bueno… Tengo a Black y el aula de pociones” porque supongo que no sería muy sano decirle que la única “persona” con la que estaba, era una serpiente.

Siempre me pregunté cómo me iría en alguna de las otras instituciones mágicas, venga… Que si Krum podía venir a Hogwarts, yo hubiese podido ser enviado a Durmstrang; no sé… no estaba pensando muy claro en ese momento, solo me quedé apoyado en papá y sentí un pequeño escozor en los ojos, nada importante.


Mis Retos:
Te reto a decir la verdad por al menos un día entero! si el varitaserum esta rondando por los aires!
avatar
Mensajes : 65

Tercera generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Harry J. Potter el Jue Ene 21, 2016 7:59 pm

Los mechones azabaches de Albus parecían ir en todas direcciones sin molestarse en disimularlo por lo menos un poco. Sonrió con añoranza al recordar como su Ginevra intentó peinarlo hasta los cuatro años, al igual que a James, hasta que terminó por aceptar la maldición Potter. ’’Esas son excusas porque no te gusta peinarte, Harry’’, había dicho en una de las muchas charlas donde le recordaba que su propio padre había tenido los mismos problemas –según palabras de Sirius y Remus-, pero ella no se quedaba conforme con eso.

Asintió, no sin antes dar un suspiro de aceptación; entendía la posición de su hijo, y no tenía forma de saber que Harry había decidido ocultarle la verdad a la pelirroja tras recibir la carta de Minerva. Al final, solamente había intentado hacer lo mejor, y no podía reñirlo por ello.

Pasó su brazo por los hombros del chico y le dejó expresarse, comprendiendo lo que sentía en ese momento. Recordaba su sexto año, donde sus amigos estaban muy preocupados en ignorarse como para prestarle atención. Y, sin pensarlo, sonrió al recordar lo ocurrido durante ese año en las horas robadas en los jardines con una hermosa pelirroja que –seguramente- se encontraría hecha un basilisco cuando volviera a casa.

-Tal vez, lo que necesitas es a una persona… especial. - ¿Qué clase de padre alienta a sus hijos a buscar una relación amorosa? Harry James Potter, por supuesto. Pero tal vez era porque Albus era un chico especial en todo sentido, y lo que más necesitaba en ese momento era una persona que pudiera estar con él en las buenas y en las malas, algo más que una amistad. Sabía las preferencias de su hijo – y agradecía cada día el que le hubiese tenido tal grado de confianza- así que estaba seguro que posiblemente resultara un poco más complicado para él aceptar a cualquier persona, pero estaba seguro que lo haría cuando fuese el momento.
avatar
Mensajes : 53

Segunda generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Albus S. Potter el Vie Ene 22, 2016 12:32 pm

¿Me encontraba bien? No, no me encontraba bien, tampoco es que fuesen demasiadas las veces en las que me encontrase bien, pero… ¡Vamos! ¿Cómo actuarías cuando todo lo que conoces poco a poco se está cayendo a pedazos? Suspiré, de cansancio, agotamiento, algo de tristeza, quizás. Este castillo solo era eso, un gran pedazo de piedra y polvo, pero que contenía dentro de sus paredes tantas historias, que era difícil no hacerlo tu hogar. Comencé a balacearme en donde estaba sentado, mi cuerpo se acercaba y alejaba del borde con cada movimiento y a mí no parecía importarme; el viento azotaba contra mis mechones azabaches que terminaban por cubrirme la frente algunas veces, se estaba en tranquilidad en ese lugar.

Era tonto… Pero ¿De qué servía la inteligencia si no tienes con quien compartirla? ¿De qué sirve saber preparar complejas pociones sin que nadie esté allí para verlo? No me gustaba la situación, no me gustaba sentirme solo y menos cuando sabía que mis mejores amigos terminaban siendo infelices, no me parecía la idea. Podía aceptar que cortasen su amistad conmigo para ser felices, pero… ¿Esto? ¿Una pelea constante sin sentido? ¿Una pelea porque no quería verse? Bufé, parecía tan familia y a la vez se sentía tan desagradable. Sentí el brazo de mi padre y solo me apegué a él ¿Siempre había sido tan temeroso de todo…?  Quería seguir pensando, pero las palabras de papá me sacaron de mis pensamientos, mi mente gritaba “¡Ciérrate, Albus!”

— No lo creo, papá… Soy un asco para las relaciones — Lo último lo susurré, si bien sabía que por la cercanía el me iba a escuchar, solo tenía en mente que era verdad, siempre… terminaba poniéndome muy nervioso, ansioso o quizás borde, pero jamás se me había dado bien hablar con otras personas, incluso me sorprende hasta ahora mi amistad con Scorpius, quizás por eso tengo miedo de perderle. — No estoy hecho para eso y tampoco espero que alguien se fije en mí — Lo último lo agregué con más naturalidad, pero mi corazón estaba turbado y mi consciencia me daba la razón.

Sentía una vacía en el estómago al hablar de parejas o de relaciones sentimentales, nunca había tratado de entablar una con alguien y no era porque no encontrase a las personas “interesantes”, no, todo lo contrario. Las encontraba pero era incapaz de dar un paso para decir “Hola”. Bajé el rostro por unos instantes y miré el anillo en la mano de papá, me preguntaba como lo había logrado… superar todas esas terribles cosas en su vida, vencer al mago oscuro más poderoso de su tiempo, conseguir tener una relación con mamá, casarse, tener hijos… Incluso me preguntaba si yo llegaría a ese punto cuando tuviese su edad.


Mis Retos:
Te reto a decir la verdad por al menos un día entero! si el varitaserum esta rondando por los aires!
avatar
Mensajes : 65

Tercera generación
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El día del juicio. {Albus Potter}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.